Un bar para vampiros

 

La oferta incluye bebidas ya de por sí rojas, como vino tinto, cherry cola o zumo de grosella negra, pero también líquidos de otros colores que se tiñen para darles el aspecto sanguíneo. La comida, obviamente, se sirve con abundante ketchup.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.