Un bar para vampiros


La fiebre vampírica causada por películas y series como Crepúsculo o True Blood ha llegado a su máxima expresión en China. En la ciudad de Benxi, al noreste del país, han montado un bar en el que se sirven las bebidas en bolsas de transfusiones sanguíneas.

 

Se trata de un local ambientado íntegramente en el mundo de los vampiros, en el que las camareras van vestidas de enfermeras y los camareros de doctores. Ataúdes, música tétrica y libros temáticos se encargan de recrear la atmósfera adecuada para que sus clientes se sientan como el auténtico Drácula.

 

El dueño de este bar tan peculiar se llama Hsin Hsia, tiene 43 años y decidió abrir el negocio al ver el gran interés que genera allí todo lo relacionado con los vampiros. Eso sí, asegura que esto sólo ocurre con los jóvenes, pues «la gente más mayor encuentra raro que los refrescos sólo estén disponibles en bolsas de sangre».

Deja un comentario