‘Alien: Isolation’. Regreso a los orígenes

En 1979, un relativamente desconocido Ridley Scott (tan solo había dirigido la excelente Los Duelistas) estrenó Alien, el octavo pasajero, una película que revolucionó dos géneros a la vez, el de terror y el de ciencia ficción (este último lo volvería a sacudir con su siguiente trabajo, Blade Runner).

[pullquote]En octubre saldrá al mercado Alien: Isolation, el juego que permitirá a los poseedores de una consola o PC enfrentarse al famoso xenomorfo[/pullquote]Y lo hizo de forma sorprendentemente simple, minimalista incluso, ya que dejó gran parte de la faena para la mente del espectador sugiriendo más que mostrando y relegando la acción a un segundo plano para dar total protagonismo a la angustia y el suspense, apoyándose en una banda sonora magistralmente sugerente de Jerry Goldsmith y en los fantásticos trabajos del artista suizo H.R.Giger, que diseñó una criatura alienígena que aún puebla nuestras pesadillas.

El argumento es de sobra conocido por todos: La tripulación del carguero espacial Nostromo acude a un planeta desconocido debido a una llamada de socorro. Una vez allí, uno de ellos resulta atacado por una criatura que le inocula un parásito. Una vez de vuelta en el Nostromo, el parásito sale del cuerpo del tripulante, se desarrolla y empieza a cazar uno a uno al resto de la tripulación.

Deja un comentario