Ultimate magazine theme for WordPress.

Suplementos: aminoácidos esenciales. Qué son y para qué sirven

251

Las proteínas son macromoléculas constituidas por muchas unidades pequeñas unidas entre sí a través de un enlace llamado peptídico. Cada unidad se denomina aminoácido y se caracteriza por la presencia simultánea de un grupo amino cargado positivamente (NH2 → NH3 +) y un grupo carboxilo cargado negativamente (COOH → COO-).

Los aminoácidos esenciales son numerosos, pero sólo veinte de ellos participan en la formación de las proteínas que encontramos en los alimentos. Una vez ingeridas, estas macromoléculas se descomponen en aminoácidos individuales por la acción combinada de pepsina, ácido clorhídrico (estómago) y enzimas pancreáticas (duodeno).

Los aminoácidos individuales son absorbidos por el intestino delgado y se utilizan principalmente para la síntesis proteica. Este término se refiere a un proceso inverso al digestivo que tiene el objetivo de proporcionar al cuerpo los materiales para el crecimiento, el mantenimiento y la reconstrucción de las estructuras celulares. Esta función se llama “plástica”.

aminoacidos

Algunos aminoácidos, además de participar en la síntesis proteica, se pueden utilizar como tales para llevar a cabo funciones particulares (participan en la respuesta inmunitaria, en la síntesis de hormonas y vitaminas, en la transmisión de los impulsos nerviosos, en la producción de energía y como catalizadores en muchos procesos metabólicos).

Si es necesario, nuestro organismo tiene la capacidad de generar ciertos aminoácidos a partir de otros. De los veinte que participan en la síntesis proteica sólo ocho no son sintetizables (o al menos no se encuentran en cantidades suficientes) y por ello se definen como aminoácidos esenciales.

Para que la síntesis de proteínas se produzca, las concentraciones relativas de aminoácidos esenciales deben ser óptimas. Si se encuentra un déficit aunque sea sólo en uno de ellos (aminoácido limitante) la síntesis proteica se vuelve ineficaz.

Son denominados esenciales aquellos aminoácidos que el organismo humano no puede sintetizar en una cantidad suficiente para satisfacer sus necesidades. Para el adulto son ocho: fenilalanina, isoleucina, lisina, leucina, metionina, treonina, triptófano y valina.

Durante el período de crecimiento, a los ocho mencionado hay que añadir un noveno, la histidina. En este período de la vida, la demanda de este aminoácido es, de hecho, superior a la capacidad de síntesis endógena.

Son considerados aminoácidos semi-esenciales la cisteína y la tirosina, ya que el cuerpo los puede sintetizar a partir de otros dos aminoácidos esenciales (metionina y fenilalanina).

Se definen como aminoácidos condicionalmente esenciales aquellos aminoácidos que desempeñan un papel fundamental en el mantenimiento de la homeostasis y de las funciones del organismo humano y que, en algunas condiciones fisiopatológicas, no pueden ser sintetizados a velocidad suficiente. Los aminoácidos condicionalmente esenciales son cinco (arginina, glicina, glutamina, prolina y taurina).

La histidina y la arginina (sólo para algunos autores) se consideran esenciales sólo durante la fase de crecimiento; según otros, la histidina sería también esencial durante la edad adulta, a pesar de que su eliminación de la dieta no dé lugar a un balance de nitrógeno negativo inmediato, como pasa con los otros aminoácidos esenciales.

La taurina es necesaria para el buen funcionamiento del cerebro y el hígado; para algunas especies es un nutriente esencial, mientras que para el ser humano su esencialidad es más incierta.

Los aminoácidos esenciales en la dieta

La dieta de un individuo debe proporcionar todos los aminoácidos esenciales y suficiente nitrógeno aminoacídico para sintetizar los no esenciales. La escasez o la falta de un aminoácido esencial, de hecho, actúa como un factor limitante de la síntesis proteica endógena.

En la naturaleza, hay alimentos que contienen cantidades suficientes de todos los aminoácidos esenciales. Se habla en este caso de proteínas nobles o completas, que generalmente se encuentran en la carne, huevos, pescado y productos lácteos.

Algunos alimentos se caracterizan, sin embargo, por una deficiencia “absoluta” o “relativa” de aminoácidos esenciales. Son proteínas incompletas, que por lo general se encuentran en alimentos de origen vegetal. Se define como limitante aquel aminoácido esencial presente en una concentración más baja de la necesaria.

Las proteínas de los cereales, por ejemplo, tienen una deficiencia relativa en algunos aminoácidos, tales como la lisina y el triptófano. Las legumbres, alimentos de origen vegetal ricos en proteínas, contienen buenas cantidades de lisina, pero son deficientes en metionina.

Incluso la carne, los productos lácteos y los huevos contienen un aminoácido limitante (por lo general, metionina o triptófano). Su concentración alcanza, sin embargo, niveles suficientes para asegurar el funcionamiento óptimo de la síntesis de proteínas.

Una integración de cereales y legumbres, en una cantidad apropiada, constituye un complejo proteico bien equilibrado capaz de cubrir las necesidades de aminoácidos esenciales. Se habla en este caso de integración mutua (o complementariedad proteica) como ocurre en la tradicional combinación de los cereales con las legumbres.

La falta de un aminoácido esencial impide el uso de los otros aminoácidos para la síntesis proteica SOLAMENTE cuando su “reserva” en la sangre se agota.

Traduciendo este concepto en términos prácticos, descubrimos que no es obligatorio consumir proteínas complementarias en la misma comida porque el cuerpo tiene la capacidad de aprovechar las “reservas” endógenas para cubrir las deficiencias específicas. Para los veganos es importante tomar cada día una amplia variedad de alimentos vegetales, porque estos “stocks” son bastante escasos.

Necesidad de aminoácidos esenciales

El requerimiento diario de aminoácidos esenciales se expresa en mg/kg/día y varía dependiendo de la edad del sujeto y su estado de salud. Para satisfacer esta necesidad es casi siempre suficiente con asumir un gramo de proteína por cada kg de peso corporal al día (correspondiente aproximadamente al 10% de la energía total).

Las deficiencias específicas pueden ocurrir sólo bajo ciertas condiciones patológicas, trastornos o malos hábitos dietéticos (dieta vegana, frutista, crudista, etc.) prolongadas durante largos períodos de tiempo.

Otro factor limitante, a menudo pasado por alto, es la ingesta calórica total: si la dieta es muy baja en calorías, buena parte de los aminoácidos se utiliza para producir energía y el balance de nitrógeno puede llegar a ser negativo.

Niños y atletas necesitan un mayor aporte de proteínas respecto al resto de la población. Estas necesidades mayores pueden, sin embargo, ser cubiertas simplemente aumentando la ingesta calórica total. Un argumento similar puede hacerse para las nodrizas o las mujeres embarazadas, donde las proteínas, dada su función plástica, tienen una importancia fundamental.

Para tomar cantidades adecuadas de aminoácidos esenciales, la mayoría de los nutricionistas recomienda consumir una cantidad diaria de proteínas igual a un 10-20% de las calorías diarias (un gramo de proteínas es equivalente a 4 Kcal o 17 kJ) o bien 1-1,5 gramos por kg de peso corporal.

Durante el cálculo del requerimiento diario de proteínas se considera el peso corporal deseable (peso ideal) y no el real. En el recién nacido, esta demanda se eleva hasta los 2,2 gramos por kg. En los atletas y en la fase de crecimiento, es más conveniente un aporte proteico cerca del límite superior (1,5 g/kg), mientras que para los sedentarios puede ser suficiente con una ingesta de 0,8-1 gramos de proteína por kg.

Una integración de aminoácidos esenciales puede justificarse eventualmente para: maratonianos, culturistas, vegetarianos , personas que siguen una dieta baja en carne, huevos y pescado, sujetos que por motivos de trabajo o actividad deportiva profesional no toman comidas principales completas y adecuadas a su requerimiento diario de proteínas.

Get real time updates directly on you device, subscribe now.