La importancia de la buena presencia en las tarjetas de visita personales

El tamaño y el formato de la tarjeta son otros de los elementos claves en la creación de una buena tarjeta de visita personal. Lo más conveniente es elegir un tamaño cómodo que permita guardarla en cualquier bolsillo o cartero y siempre con una letra sencilla y clara. No obstante, por muy buena imagen que presente la tarjeta de visita, el detalle que marcará la diferencia será la calidad del papel y el acabado final. Por este motivo, invertir económicamente en un papel de gran calidad y resistencia ofrecerá una buena impresión al interlocutor. Una tarjeta de visita personal es un reflejo de su portador, por lo que una buena presencia hará destacar a este de forma notoria.

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario