Por qué es importante fortalecer el suelo pélvico partir de los 30

El suelo pélvico también es cosa de hombres. Todos tenemos esa pared hecha de músculo y fascia (membrana que lo recubre) que sostiene determinadas vísceras como la vejiga o la próstata. A través de esta zona, se abren espacios por donde salen distintos conductos como la uretra y el recto (en hombres) o el útero (en mujeres)», explica Ignacio Moncada Iribarren, jefe del Servicio de Urología de la Clínica La Zarzuela (Madrid). Primera duda zanjada.

¿Y tienen que trabajarlo? Sí, porque esa zona se debilita, y puede ocasionar problemas de próstata, incontinencia urinaria (IU) y erección. Y eso se nota, sobre todo, a partir de los 30 años, cuando la parte central de la próstata se agranda. Eso puede obstruir la uretra y dificultar la micción. De hecho, los estudios científicos al respecto aseguran que la mitad de la población masculina a partir de los 50 años tendrá algún problema de relacionado con ese órgano, aunque la mayoría se pueden tratar con fármacos y otras técnicas que pueden solventar el problema sin necesidad de operación.

Deja un comentario