in ,

Irritabilidad, ansiedad y agresividad? Esta puede ser la causa

Los expertos afirman que estar sometidos a sonidos por encima de los niveles de ruido aceptables provoca irritabilidad, ansiedad y agresividad. Y de hecho, uno de cada tres españoles asegura que su estado de ánimo se ve afectado por el ruido, según el último estudio de GAES Centros Auditivos sobre el ruido. Entre otras consecuencias negativas provocadas por los altos decibelios también destacan la dificultad de concentración y el insomnio.

ruido

Los más afectados

En ese sentido, las personas más afectadas son las mujeres jóvenes. Y es que un 40% de ellas afirma que los sonidos por encima del nivel recomendado (65 dB) influye en su humor. En el otro extremo, en cambio, están los hombres de entre 65 y 74 años. Estos confiesan tener mayor capacidad para aislarse de los sonidos molestos y verse menos afectados a nivel anímico.

Francesc Carreño, director de Audiología y Calidad de GAES, apunta que la contaminación acústica perturba nuestro bienestar, afecta nuestra capacidad de atención y puede provocar trastornos en el aprendizaje y la memoria”. 

ruido coches

Ruidos desagradables y sonidos agradables

El estudio también analiza qué sonidos resultan más molestes a los españoles. Entre ellos destacan las obras de la calle (67%), seguidas por los ruidos generados por las obras de los vecinos (49%) y el tráfico (39%). Pero no todo es negativo. El estudio de GAES también indica cuáles son los sonidos que tienen un impacto positivo sobre el estado de ánimo. Entre ellos están el mar (83%), la montaña (56%) y el silencio (36%).

ruido mar

Prevenir

Los expertos apuntan que para evitar estas consecuencias negativas la clave es prevenirlas. “Debemos adquirir hábitos que nos permitan contribuir a generar menores niveles de ruido, señala Carreño.

Además, desde GAES añaden que cuando no es posible incidir en el volumen del ruido para que baje su nivel, la alternativa es utilizar elementos de protección.

 

ruido

En este sentido, el estudio reveló que el uso de protectores auditivos está muy poco extendido en España. De hecho, solo 1 de cada 10 encuestados los utiliza. Principalmente los que los usan lo hacen para coger más rápido el sueño a la hora de dormir.