Joseph Hobson Jagger, el primer hombre en saltar la banca del Casino de Montecarlo

Casado y con cuatro hijos (el menor de ellos tenía sólo dos años), Jagger se declaró en bancarrota. Una situación que le condenaba a la prisión de deudores. En ese momento de desesperación, como la gran parte de la clase trabajadora de la época victoriana, se le ocurrió un plan loco para pagar sus deudas. El inglés tenía como objetivo probar sus teorías sobre los números de la ruleta en el casino más famoso del mundo, el Casino de Montecarlo. Sin embargo, sus deudas le impedían realizar ese viaje, por lo que realizó una campaña de recaudación de fondos. Pidió dinero a sus familiares, amigos y a cualquier persona que pudiera ayudarlo, ya que estaba completamente convencido que su teoría sobre la ruleta tendría éxito. Una apuesta arriesgada que era la única solución a sus problemas económicos.

El viaje soñado al Casino de Montecarlo

El ingeniero inglés consiguió recaudar el suficiente dinero para pagar su viaje al Casino de Montecarlo, aunque también para un traje elegante. Jagger no viajó solo, ya que se llevó a su hijo mayor Alfred. Un plan que mantuvo en silencio, ya que el juego no estaba bien visto en la época victoriana. Primero cogieron un tren a Londres, luego otro a la costa, donde se subieron en un barco a vapor para cruzar el Canal de la Mancha hasta París, y finalmente otro hasta el Principado de Mónaco. Tras pasar varios días estudiando las ruedas de las ruletas del establecimiento de juego, y anotar cada número ganador, finalmente descubrió una ruleta que parecía sesgada a un determinado conjunto de números. 

Anuncios

Sé el primero en comentar

Deja un comentario