Que la primera imagen cuente

Aún con mucha experiencia en el ámbito laboral y con buena cantidad de entrevistas sobre nuestras espaldas, no es atípico que frente a un nuevo cara a cara para intentar conseguir un puesto de trabajo que realmente nos importa, nos hagamos no pocas preguntas sobre si nuestro CV, nuestra imagen y desenvolvimiento, serán suficientes para lograrlo.

La incertidumbre sobre cómo será la persona que nos entrevistará, qué valorará prioritariamente, y en cuál, de toda la información que llevamos a cuestas, se centrará, implicará un tintineo constante en nuestra cabeza, hasta el mismo momento de sentarnos frente a él/ella.

Pero a pesar de todo lo que nos podemos imaginar previamente al momento de la verdad, lo que nunca deberíamos perder de vista, es que, al margen de una experiencia laboral impecable y acorde con los requisitos de la tan deseada oferta, la primera imagen, mejor dicho, nuestra primera imagen, será la que cuente para el resto de la entrevista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.