La posición sexual para los clásicos que quieren renovarse

Se trata de una postura muy caliente, a la vez que cariñosa y clásica. Es una gran opción para hacer un aquí-te-pillo-aquí-te-mato por casa, o en exteriores

Si ella es muy flexible, pero muy muy muy MUCHO, puede levantar su pierna por encima del hombro del caballero.

Una versión más hot (y dominante) sería que ella se apoyase sobre una pared y él la penetrase fuertemente contra la superficie vertical.

‘El pasodoble’, además, es ideal para hacerla en la ducha. Los dos mojados, frotándoos todo, limpiándoos hasta lo más hondo… y luego ‘bailáis’ al ritmo de esta postura. ¿Se puede pedir más?

Fuente: El Confidencial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.