Cómo cuidar la piel mixta

Si detectas en tu cara zonas secas y descamadas junto a otras en las que los brillos resultan evidentes, no hay duda, tienes piel mixta.

No te preocupes, no es ninguna desgracia. Simplemente debes conocer las características de tu piel  para poder llevar a cabo los necesarios cuidados y elegir siempre los cosméticos idóneos en tu caso.

Como norma general, la piel del hombre cuenta con un mayor número de glándulas sebáceas que la femenina (es una de sus principales diferencias). Aunque la palabra «sebo» no suene bien, en realidad, la piel necesita esa grasa para estar lubricada y mantener su frescura y elasticidad.

En las pieles mixtas, el problema radica en que la producción de sebo se concentra en un área determinada, la llamada zona T (frente nariz y mentón) mientras que pómulos y mejillas presentan síntomas de sequedad (e incluso de deshidratación).

Tener la piel mixta es algo muy común. Si éste es tu caso, debes cuidarte eligiendo productos específicos para cada zona y tener como cosmético básico una crema – gel «regulador» que te proporcione el equilibrio que tu piel necesita.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.