Mejora tus orgasmos

¿A quién no le gustaría que sus orgasmos fueran aún mejores? Conseguirlo es fácil… sabiendo algún truco que otro. Por eso, aquí va una lista de tips para que puedas llegar a experimentar un plus de placer durante tus relaciones. ¡Lleva tus orgasmos al siguiente nivel!

  • Ejercicios de Kegel. Sí, son los mismos que utilizan las mujeres para fortalecer los músculos vaginales, pero no, no son algo hecho exclusivamente para ellas. Practicando estos ejercicios a diario, se obtienen multitud de beneficios, entre ellos erecciones más fuertes y permanentes y orgasmos de mayor intensidad y duración. Para ello, es necesario que identifiques tu músculo pubocoxígeo, situado entre los testículos y el ano, y que aprendas a contraerlo y relajarlo. ¡Su efectividad es brutal!
  • Respiración. Mantener el control sobre tu respiración te permitirá tenerlo también sobre la relación sexual. Las respiraciones lentas y prolongadas sirven para mantener a raya la eyaculación, mientras que las rápidas y superficiales aumentan el nivel de excitación. Saber respirar con el diafragma de una manera larga y continuada ayuda a sostener las sensaciones orgásmicas, provocando que el clímax recorra todo tu cuerpo y sea mucho más fuerte.
  • ‘Edging’. Parar justo antes de tener un orgasmo te ayudará a que, cuando lo tengas, éste sea mucho más increíble. Así lo demostró un estudio publicado en el Journal of Sex Research, el cual apuesta por la técnica del edging. Después de analizar a 76 personas de ambos sexos, constataron que los orgasmos más poderosos se produjeron cuando los voluntarios se detenían al borde del orgasmo, reducían la velocidad, y volvían a empezar de nuevo. Haciendo esto durante dos o tres veces, que tampoco hay que pasarse, conseguirás reventar de placer.
  • Entrenamiento. Ni por la mañana, ni a la hora de la siesta, ni a las tantas de la noche. El mejor momento para tener un sexo mucho más apasionado es… ¡después de acudir al gimnasioAl acabar de entrenar, los niveles de testosterona son máximos. Esto influye tanto en el apetito sexual como en la potencia de los orgasmos, los cuales son mucho más intensos. Demostrado científicamente por el Hospital Militar de Atenas, en Grecia.

Deja un comentario