¿La gente con sentido del humor tiene más éxitos laborales?

Además del esfuerzo y de la calidad de nuestro trabajo, la forma de comportarnos nos puede ayudar –o perjudicar- a la hora de crecer profesionalmente.

El entorno laboral es, seguramente, uno de los ambientes en los que más cuidamos nuestra manera de comportarnos, sobre todo cuando somos jóvenes o acabamos de incorporarnos a un nuevo trabajo. ¿Influye nuestra manera de ser o de actuar en nuestra carrera profesional? Según los expertos, mucho, y puede ser tan importante como el hecho de dejarnos la piel para desempeñar bien nuestro trabajo.

Un estudio publicado en la revista Journal of Personality and Social Psychology analiza las relaciones entre el estatus laboral y el sentido del humor, y concluye que, si este se utiliza correctamente, puede ser beneficioso, ya que produce una buena impresión en quienes nos rodean, ya sean compañeros o jefes. Una persona divertida trasmite confianza, y de hecho se le puede llegar a percibir como más segura y competente de lo que es en realidad.

Deja un comentario