El wc ya no será la pesadilla de las esposas

El wc es el enemigo número uno de las novias en el día de su boda. Pero ahora un invento pretende ganarle la batalla al vestido pomposo y de difícil manejo en espacios reducidos, tales como los cuartos de baño. Con ese objetivo, el de facilitar que la novia se pueda mover con mayor facilidad y ayudar así a que el vestido se mantenga impoluto, surge Bridal Buddy, una especie de bolsa que se coloca como una enagua y cuya finalidad consiste en recoger la falda para que no toque el suelo.

Fue Heather Stenlake, una antigua organizadora de eventos de este tipo, la persona que materializó la idea que tantas mujeres le trasladaron durante años: «¿Cómo puedo ir al baño con el vestido?«. Y a lo largo de su carrera profesional, Stenlake seguía sin respuesta, preguntándose por qué nadie había encontrado una solución al respecto: «¿Por qué las novias no pueden usar el baño sin arruinarlo, ensuciarlo o sin acudir con un ejército de amigas detrás?«, tal y como recoge ‘Cosmopolitan‘.

Deja un comentario