La ‘hormona del amor’ palia los efectos del alcohol

La oxitocina, también llamada «hormona del amor», previene la intoxicación alcohólica. Así lo ha demostrado una investigación con roedores realizada por la Universidad de Sídney.

 

«Descubrimos que las oxitocinas bloquean los efectos de la intoxicación del alcohol y previenen que éste actúe en lugares del cerebro que están vinculados al efecto de la intoxicación alcohólica», ha declarado Michael Bowen, uno de los autores principales del estudio.

 

El equipo de Bowen se dedicó a observar las consecuencias del consumo de alcohol en roedores. A uno de los grupos de ratones se le administró oxitocina antes de ingerir el alcohol y, sorprendentemente, éstos se comportaban como si estuviesen sobrios.

 

«Las ratas sobrias se podían sostenerse en posición invertida entre 10 a 15 segundos, mientras que las ebrias solamente 2. Las que tenían oxitocina lo hacían durante unos 10 segundos», explicó el investigador.

 

Las conclusiones del estudio son claras: «Aquí hay un medicamento que potencialmente puede hacer que uno consuma menos alcohol o, si lo ingiere, quede menos intoxicado que antes y con menores probabilidades de quedar herido en accidentes vinculados a su consumo», señaló Bowen.

Deja un comentario