Hidratarse tras el entreno

Retomando los consejos que ya citamos en el artículo sobre la hidratación antes de entrenar, en primer lugar veremos en qué casos no se debe hidratar la piel previamente al entrenamiento, ya que no será necesario debido a que eliminaríamos la aplicación al poco tiempo de empezar a realizar el deporte.

Hablamos por ejemplo de deportes o actividades acuáticas como la natación, en las que debemos tener presente el medio donde realizamos dicho deporte, como la aguas cloradas o saladas. En dichos casos la hidratación será primordial tras la actividad, tanto en la piel de la cara como la del cuerpo.

Las cremas y lociones hidratantes contienen agua y lípidos en su composición, por lo que, al aplicarlas, aportamos estructura a la epidermis y protección de la barrera cutánea. De este modo se evita la evaporación de la propia agua de la piel.

La exfoliación también es importante después de realizar deporte, ya que limpiar los poros eliminando células muertas, impurezas y exceso de grasa es esencial para que la piel transpire mucho mejor. Tras la exfoliación hay que hidratar convenientemente, sobre todo el cutis, las manos, las rodillas y los codos.

Deja un comentario