El exprimidor, la posición sexual con la que te volverás loco

Lo sabemos, el nombre de esta postura sexual peca de soez… y de claro. Porque sí, estás en lo cierto: se trata de exprimir para sacar todo el jugo. Cual naranja se convierte en zumo o un limón en limonada.

Basta de metáforas. Vayamos al tema que nos ocupa. Hombres del mundo, si queréis gozar al máximo en la cama, esta es vuestra posición. No obstante, no está recomendada para todos, pues la eyaculación llegará más pronto que tarde. Si deseáis probarla y teméis acabar demasiado pronto el coito, podéis practicarla casi al final del mismo. Será una buena ginda del pastel.

Para ellas, las mujeres, también será enormemente satisfactoria, pues el pene impactará de lleno con la pared vaginal, lo que maximizará el placer. Además, ella es la que llevará todo el ritmo, por lo que está especialmente indicada para las más dominantes.

El modus operandi es el siguiente. Ella se coloca encima del hombre pero dándole la espalda, de cuclillas. Se inclina y apoya sus manos sobre las piernas. Esta posición favorece el ensanchamiento de las caderas de la mujer y hace más fácil la introducción del pene. Además, la visión del hombre facilita la erección. La mujer experimentará una gran liberación de estrés al ser ella la que manda. Los gemidos, nos tememos, serán inevitables.

Otra versión de esta posición es de pie. La hemos bautizado como ‘exprimidor erguido‘. Ella se coloca de espaldas a él y mueve y baja su pelvis, lo que causará tal presión en el pene que a él le será imposible no dejar salir su jugo.

Deja un comentario