La experta que aconseja cómo tratar a las mujeres para que lleguen al clímax

No existen las recetas. Si quieres verla disfrutar, escucha primero. Tu pareja habla, y no solo con su boca, también con su cuerpo.

Probablemente te encuentras inmerso en una nueva relación y, ya se sabe, cada mujer es un mundo. Solemos enfrentarnos en la cama con nuestra nueva compañera con los conocimientos y las habilidades que hemos adquirido en las pocas o muchas experiencias que la vida nos ha concedido (reconozcamos que son menos de las que nos hubiera gustado). La emoción del primer encuentro es fuerte, pero, a veces, nada más haber pasado “el trámite” de la primera vez no es necesario subrayar la frustración que puede aparecer cuando nuestra sabiduría sexual se ha mostrado poco útil, quedando así en el aire esa sensación de que quizás la cosa no haya sido tan maravillosa y rondando por nuestra cabeza la repetida pregunta de si habrá llegado o no.

Quizás tu caso sea el contrario. Te hallas sumido en una relación de varios años. No tenéis ninguna duda de que el amor persiste, pero la chispa se ha perdidoinevitablemente por la costumbre de convivir con la otra persona. A pesar de que para ti la calidad ha podido bajar un poco, es probable que no te quede claro si tu pareja disfruta como antes y nace incluso ese miedo a que sus orgasmos estén siendo fingidos.

Nuevo o viejo amor, el conocimiento y la práctica sexual tiene siempre que evolucionar. Lo que ya sabemos no suele bastar por sí mismo, y lo peor es que cuando algo conocido se repite en exceso puede llevar al hábito o al aburrimiento en la pareja. Ya sea que tengas que encontrarle el punto a tu nueva compañera o tu cometido sea recuperar el romance con tu chica de toda la vida, vamos a ofrecerte una pequeña ayuda. Oculta bajo el seudónimo de Sylvia, la autora del blog ‘How To Make me Come‘, una página que recoge las confesiones sobre la vida sexual de diferentes internautas anónimas, nos ofrece una serie de consejos para que puedas seguir desarrollando tus habilidades y que tu pareja disfrute contigo como nunca antes lo había hecho. Veamos algunos de ellos.

Comunicación sí, pero con cuidado

No es fácil para los hombres simular nuestro orgasmo y nuestra satisfacción suele ser evidente para nuestra pareja gracias a diferentes indicadores. Sin embargo, uno de los típicos errores que cometemos es pensar que ella ha llegado al clímax cuando en realidad no es así. Las actitudes que solemos tomar es dar por sentado que efectivamente hemos cumplido como deberíamos o que si ella no lo ha conseguido, mejor no saberlo. En estos casos una regla de oro es que, si tienes dudas, lo más probable es que su momento de placer no se haya culminado. Algunos estudios llegan a asegurar que un porcentaje muy alto de mujeres ha fingido por lo menos una vez un orgasmo, luego si has tenido varias parejas en tu vida, por probabilidad es factible que no te hayas librado de no haber satisfecho plenamente las necesidades de ella.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.