Elimina el olor del calzado

¿Cuántas veces hemos dicho eso de “no me huelen los pies, son los zapatos”? Aún pareciendo a veces una excusa, es una realidad. Una realidad que suele avergonzarnos y puede hacernos pasar un mal momento. Hay que diferenciar entre el mal olor de los pies y el del calzado, ya que las causas serán diferentes y, por lo tanto, lo será también el modo de resolver el problema.

Cuando el olor proviene de los pies, no tiene por qué estar relacionado con una falta de higiene, sino por generar un exceso de sudor. En estos casos hay que intentar usar calzado que permita que el pie transpire y evitar los calcetines de tejidos sintéticos, optar más bien por el algodón, la lana o el lino.

Problemas hormonales, la presencia de hongos o bacterias, o incluso una alteración en el sistema nervioso, pueden ser también causas de este problema en los pies.

Deja un comentario