El Salto del Nervión

Estamos entrando a los meses idóneos para optar por un turismo peninsular que inspira a lo largo de todo su recorrido. Un turismo de aventura donde la altura, los caminos montañosos, las piedras, y sobre  todo, los ríos y cascadas, son la gran atracción.

[pullquote]El Salto reúne toda su belleza durante los meses de invierno y principios de primavera[/pullquote]El norte peninsular cuenta con un lugar ideal para este tipo de turismo. El hermoso Salto del Nervión, se sitúa en la provincia de Burgos, pero a escasos kilómetros del límite con Vizcaya y Álava.

Para comenzar la ruta debemos desplazarnos hasta el Puerto de Orduña; en la cima de dicho puerto continuamos hasta el parking Monte Santiago y seguimos unos 3 kilómetros por la pista hasta el Centro de Interpretación.

El camino que flanquea dicho Centro es el comienzo de nuestro recorrido hasta el Salto del Nervión, pero también el inicio de un entorno signado por la paz, la vegetación propia de la geografía rocosa, un poco de pasado, y la inmensidad de los valles.

Y es justo en medio de este entorno, donde surge la vida del Desfiladero de Delika, quien traslada el curso de agua hasta el precioso Salto de Nervión, de 270 metros de altura, y que se puede observar desde el mirador especialmente concebido para ello.

Hasta llegar a él, desandaremos un camino marcado por las hayas de los bosques de Gibijo, las ruinas de un antiguo monasterio, y una añeja lobera con estatuas, símbolo de un pasado en el que los pastores debían combatir los feroces ataques de los cánidos contra sus ganados.

Y hablando de fauna, es posible que ya en el mirador o en algún tramo del camino, podamos observar algunos de los miles de buitres leonados que tienen estas montañas como su hogar.

Es importante tener en cuenta que el paseo desde el aparcamiento hasta el mirador, nos llevará como mínimo, una hora, pero también es cierto que la energía del lugar nos insuflará aire puro de sobra para completarlo sin inconvenientes.

Asimismo, cabe señalar que el Salto de Nervión reúne toda su belleza durante los meses de invierno y principios de primavera. El resto del año encontraremos una ruta de senderismo recomendable, pero veremos al río Nervión casi seco, y por consiguiente, el salto apagado.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.