El Longines HydroConquest

¿Aún no has dado el salto a una pieza de alta relojería? ¿Estás tentado pero el alto precio te frena a dar el paso? Desde Hombre Moderno queremos presentaros un modelo que no os dejará indiferente. Un modelo que tiene todo lo que esperas de una gran pieza: calidad, historia, imagen… Un reloj que suma, un reloj que te diferencia. Pero eso sí, a un precio mucho más contenido del que podrías imaginarte. Un BBB: Bueno, Bonito y Barato.

[pullquote]Por marca, acabados y precio, el Hydroconquest es un modelo ideal para dar el salto a la alta relojería[/pullquote]El reloj en cuestión es el gran Longines Hydroconquest. La marca Longines, una de las más laureadas casas suizas, era una de las top del sector a mediados del siglo pasado. Cronógrafo oficial de 14 Olimpiadas, 30 Tours, F1… Pero sufrió la crisis del sector en los 70 y tuvo que ser rescatada por el todopoderoso grupo Swatch (como Omega, Tissot, Breget o Mido).

El modelo Hydroconquest, como su nombre sugiere, es un reloj de buceo deportivo estilo Omega Seamaster o Rolex Submariner. Caja de acero de 41 mm, corona enroscada. Brazalete ancho de acero muy cómodo y con extensión de buceo (para poder llevarlo sobre el traje de neopreno).

El dial es limpio y sencillo, datario a las tres y unas agujas finas pero contundentes acompañado de un bisel unidireccional. El fondo del reloj está marcado con una bella imagen del logo de la marca (un reloj de arena alado) y diferentes indicaciones que muestran su carácter subacuático. Tiene una resistencia a la profundidad de 300 metros.

Existen dos modalidades de movimiento. Una de pilas, que deja la pieza en mi opinión medio coja al reloj, y otra con un mecanismo automático ETA 2824-2 modificado por la casa. Hablamos de un mecanismo muy contrastado en muchos otros modelos y la fiabilidad y durabilidad es muy alta.

La decisión es cuestión de cash, pero dado que solo hablamos de unos pocos cientos de euros de diferencia, vale la pena seguir ahorrando un poco más e ir a por la versión mecánica.

Las sensaciones al llevarlo puesto son muy agradables, a pesar de ser un reloj deportivo y una herramienta para bucear, queda estupendamente para el día a día urbano. Su armix con un acabado pulido y mate da un toque de clase cuando toca ir arreglado.

¿Cuánto me va a costar? Dependerá de cómo puedas negociar con el distribuidor un mayor o menor descuento. Puedo decirte que sin muchos esfuerzos podemos tener un modelo de cuarzo por 500/600 euros y un automático por 600/800 euros.

Cabe destacar que este año 2013 el modelo ha sufrido un restylingpor lo que es una gran oportunidad para buscar a buen precio muchas de las unidades que tienen las relojerías del modelo anterior y que poco a poco quieren suplir.

Resumiendo, este modelo está por encima de los contrincantes que tiene en su segmento.  Tanto por el poder de la marca, los acabados de la pieza y su precio es el modelo ideal para dar el salto a la alta relojería. Un reloj que no nos dejará indiferente y que tiene buena salida en la reventa si por alguna razón quisiéramos deshacernos de él.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.