Aprende a darte un capricho

Si por norma haces una vida sana, dedicas tiempo a hacer deporte y sigues una dieta estricta para controlar tu peso, no tengas ningún miedo de darte el capricho de comer lo que te apetezca, de vez en cuando.

Si eres de esas personas que durante toda la semana has estado yendo al gimnasio sin faltar ni un solo día y has intentado comer sano, vigilando los alimentos para no excederte en el consumo de grasas, cuando llegue el fin de semana y estés con tu pareja en el cine, no te prives de esa bolsa de palomitas que tanto te apetece.

Aún así, ten en cuenta que las palomitas que solemos comprar en el cine, no las caseras,  son una bomba calórica por su modo de preparación, más aún, si además las tomas con un refresco que no sea light. Pero no te preocupes por esto, el esfuerzo que has realizado durante el resto de la semana, compensa este pequeño exceso.

Deja un comentario