Cómo independizarte y sobrevivir a fin de mes

De acuerdo a los datos aportados por Eurostar –la agencia europea de estadísticas y sondeos-, cada vez más veinteañeros viven con sus padres, pues un 70%, entre 20 y 29 años, están viviendo en la casa paterna. Es posible que tú mismo te encuentres en esta situación en la que, al igual que para muchos, parecen existir razones por las cuales nunca alcanzarás independencia económica, ni personal.

Uno de los factores que hacen más largas estas situaciones es el de la comodidad, ya que vivir en una casa organizada, en la cual alguien más se encarga de la limpieza y la cocina, es una razón de peso para muchos. No obstante, la falta de soltura económica es otro factor que detiene a muchos a dar este paso.

El primer paso para que logres hacer frente a los gastos de llevar tu propia casa -bien sea que lo hagas solo, con amigos o con una pareja-, es el cálculo de los mismos.  Es decir, necesitas tener ingresos o conocer de métodos de ahorros efectivos, ya que de lo contrario no existen milagros. Si aún tienes dudas, considera varios factores antes de tomar la gran decisión.

  • Planifícate: antes de dar el paso, será fundamental que seas realista con tu situación económica. Elabora una lista en la cual se contemplen los gastos que estimas, y de ser posible, traza los costos a la alza, para que te evites sorpresas desagradables que puedan estropear tus planes. Algunos de los gastos que debes considerar son los de hipoteca o alquiler, factura eléctrica, agua, impuestos, transporte, quizás ropa, y sin duda: alimentos.

Haz otra lista que contemple gastos varios, entre los que puedes incluir los del ocio, reparaciones  o vacaciones. Así podrás tener una idea de cuánto vas a gastar en actividades o adquisiciones, que quizás puedan ser prescindibles al primer momento.

Deja un comentario