Cine: ‘Riddick’

Descendiente de aquella ciencia ficción prematura de Pitch Black (2000), y de su antecesora, Las crónicas de Riddick (2004), Riddick vuelve a exhibir la capacidad de supervivencia de un Vin Diesel (Fast and Furious) fugitivo y traicionado por su propia especie.

Aunque todos lo dan por muerto, el implacable y temible Riddick, se deberá apoyar en su verdad para sobrevivir en un planeta tan deshabitado y oscuro como mortal. Pronto se da cuenta de que sólo puede confiar en su inseparable e incondicional dingo, puesto que el extraño planeta está atestado de especies alienígenas y prehistóricas, y cuando decidió activar su baliza de salvamento, atrajo a un grupo de mercenarios deseosos por cazarlo.

A partir de aquí, la trama ideada por el director David Twohy (Una escapada perfecta), transcurre entre los arraigados conflictos del jefe desquiciado de un grupo de mercenarios y el otro grupo de pistoleros, aunque todos tengan la misión única de capturar a Riddick.

Mientras los enfrentamientos y las batidas fallidas son la obsesión de los mercenarios, Riddick despliega todos sus recursos defensivos y ofensivos, para demostrarles que no dudará en eliminarlos si no negocian con su verdad para salir del tenebroso planeta. Nuestro héroe sabe que los venenosos alienígenas atacarán por miles, y no habrá posibilidad de supervivencia para nadie, excepto escapar con las sofisticadas naves en las que llegaron sus perseguidores.

El entretenimiento, la expectación, y la acción sin llegar a empalagar,  no escasean en los 119 minutos que dura Riddick, aunque sí parece decaer algunos minutos para volver a levantar en otros.

El encuentro de Riddick con los mercenarios y la elaboración conjunta de una estrategia para escapar del amenazado planeta, son un antes y un después en el nivel de tensión que nos ofrece el film.

La destreza, fortaleza e inteligencia de Riddick, la inestimable fidelidad del dingo, la seducción combinada con rudeza de Dahl (Katee Sackhoff), y el cinismo sin cabeza de Santana (Jordi Mollà), son algunos de los condimentos que posee Riddick, y que justifican ocupar una butaca.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.