Las celebraciones de divorcio se popularizan en EEUU


Las empresas de organización de eventos ya tienen una celebración más que añadir a su lista: la fiesta de divorcio. En Estados Unidos, estas celebraciones se están convirtiendo en tan populares que han surgido multitud de nuevas compañías a su alrededor.

 

Una de ellas es The Divorce Party Planner, un negocio de Las Vegas anteriormente especializado en despedida de soltero que decidió cambiar de estrategia y sumarse a las fiestas post-ruptura. Por un precio entre 800 y 3.850 euros, la empresa ofrece a la divorciada la posibilidad de fusilar su vestido de novia con una ametralladora o la de saltar en paracaídas con el fin de «saltar a una nueva vida».

 

Elite Cake Creations, en Miami, propone una alternativa más barata. Sus tartas personalizadas con temática de divorcio cuestan una media de 60 euros y son de lo más originales. ¿La más popular? La que recrea a una novia tirando a su novio a la basura.

Deja un comentario