‘Carmasutra’: sexo en el coche

No es tan romántico como una suite en el Ritz, ni tampoco tan erótico-festivo como un jacuzzi, pero tener sexo en el coche puede ser más sexy de lo que crees. El espacio es una pega bastante grande, así que no vale cualquier postura. Aquí va una guía con las mejores posiciones sexuales del Carmasutra.

  • Delante: El asiento del copiloto os servirá para hacer las posturas más clásicas, como el misionero o la amazona. Solo cambia el que está encima que, por cierto, debe tener cuidado con golpearse la cabeza con el techo. Reclinando la butaca al máximo gozaréis de una mayor comodidad. Para aportar un plus de erotismo, podéis usar el cinturón de seguridad como si de un accesorio BDSM se tratara. Bastará después atar las manos del que esté abajo al reposacabezas y una venda que tape sus ojos.
  • [pullquote]Antes de que os pongáis manos a la obra, atentos a cámaras de seguridad y miradas indiscretas[/pullquote]El asiento del conductor os sirve para recrear una escena picante en la que el vehículo está en marcha. Ella debe sentarse encima de ti, de espaldas y cogiendo el volante, mientras tú te encargas de los pedales del acelerador y el freno. Obviamente se trata de una simulación, tampoco hay que ser kamikazes.
  • Detrás: El asiento trasero es lo más parecido a una cama que hay en un coche, aunque con menos centímetros. Perfecto para los amantes del sexo oral, pues es un buen sitio para practicar el 69. Tumbados también podéis hacer el sándwich, o dicho de otro modo, ella debajo y con las piernas arriba, posición que permite una penetración muy profunda. Otra opción es que te acuestes tú con las rodillas flexionadas y ella se sitúe encima como si estuviera haciendo una sentadilla. Difícil pero placentera.
  • Sobre el capó:  Solo apto para exhibicionistas, a no ser que tengáis el coche aparcado en un garaje privado o algo por el estilo. Y para que sea aún más espectacular, podéis probar con la carretilla, el puente o directamente con el perrito estrictamente encima del capó. Os sentiréis como verdaderas estrellas del porno
  • Maletero: Para las mentes más bizarras o para aquellos que quieren explorar todos los rincones de su coche. En el maletero es donde más importancia tiene el tamaño del coche, no es lo mismo el de un monovolumen que el de un Mini. Podéis probar el abrazo amoroso, que consiste en estar sentados uno frente al otro rodeándoos con piernas y brazos.

Antes de que os pongáis manos a la obra, atentos a cámaras de seguridad y miradas indiscretas. Más de uno ha tenido un disgusto por tener el coche en el sitio incorrecto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.