Come bien y aumenta tu resistencia

Para mantener el equilibrio en tu dieta tampoco han de faltar los lácteos y, por supuesto, las proteínas que te proporcionan las carnes magras.

Si quieres un plus más de energía para resistir al cansancio muscular, los frutos secos, como las almendras, junto a carnes y pescados son una fuente importante de vitaminas del grupo B, esenciales para mantener a ralla el gasto metabólico que supone un largo entreno y para que la transformación de los distintos alimentos en energía se realice correctamente.

La vitamina E (aceite de oliva) y el hierro también son fundamentales para que el oxígeno llegue convenientemente allí donde tus músculos lo necesitan para funcionar y resistir sin que el entreno implique un sobreesfuerzo.

Por supuesto, si tu objetivo es aumentar resistencia, estar bien hidratado, antes, durante y después del ejercicio es condición básica para alcanzar tu meta. Agua, zumos, infusiones y bebidas remineralizantes te ayudarán a evitar los peligros de la deshidratación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.