¡Atrévete con los ‘sex toys’!

El mercado de los juguetes sexuales masculinos está en alza. Cada vez aparecen más productos con los que autoproporcionarse placer sexual, explorar nuevas sensaciones y disfrutar de relaciones sexuales más satisfactorias.

Pero mientras las mujeres están más abiertas a este tipo de experiencias (basta observar el boom de los tuppersex), los varones suelen ser un poco reacios a la hora de probar ciertos estimuladores.

Más allá de las típicas muñecas hinchables, algunas incluso con vibradores incluidos, los sex toys masculinos pueden ser clasificados en distintas familias o categorías: los vibradores de próstata, los masturbadores, los conos o los anillos para el pene están entre los más extendidos.

Son quizás los vibradores y masajeadores de próstata los que más prejuicios generan entre los hombres heterosexuales. El punto G masculino se sitúa sobre la vejiga, a cinco centímetros del ano, por lo que este tipo de juguetes pueden provocar un éxtasis casi insuperable. Si no tienes tabúes en este tema, hazte con un estimulador de próstata y pruébalo también en pareja. ¡No te arrepentirás!

Los conos tampoco son aptos para gente con prejuicios. También llamados but plugs, ayudan a dilatar el ano de una forma gradual. Utilizados tanto por hombres como por mujeres, aportan a una relación sexual un plus de estimulación y excitación. Los conos suelen ser de pocos centímetros, sin embargo su grosor puede variar bastante según los puntos del esfínter anal que se pretendan estimular.

Para los más clásicos

Si eres más tradicional puedes probar con los masturbadores. Los hay para todos los gustos: con forma de vagina o de boca (con piercing incluido), o los revolucionarios Huevos Tenga. Estos “huevos del placer”  están fabricados con Elastomed, una silicona que se adapta por completo al contorno del pene, sea cual sea su talla. Cada modelo cuenta con un relieve estimulante en su interior que provoca un efecto de fricción y deslizamiento óptimo. ¡Te sorprenderá desde el primer instante!

Los anillos son uno de los juguetes sexuales más famosos. Se colocan alrededor del pene y los testículos y hacen que las relaciones sexuales sean muchísimo más placenteras. Prolongan la erección al concentrar la sangre dentro del pene y también pueden ser vibradores. Existe un tipo de anillo doble que, además de trabajar con el pene, estimula los testículos. Puedes encontrarlos en distintos colores, materiales, texturas y tamaños. ¡Escoge el tuyo!

Los expertos coinciden en los beneficios de incorporar juguetes a tu vida sexual. Ayudan a ganar confianza y a conocer tu cuerpo, permiten explorar nuevas sensaciones, mejoran el rendimiento sexual y crean vínculos especiales con tu pareja. ¡Supera tus tabúes y atrévete a probarlos!

Consigue aquí tus juguetes sexuales con total discreción

Deja un comentario