Anota tus cambios

Para saber si hemos ganado o perdido peso, o si nuestros músculos son más grandes, siempre debemos recurrir  a las siguientes herramientas de medición: la báscula y el metro.

La báscula

  • Pesarse a menudo es la forma más efectiva de saber si la dieta que seguimos, para subir o bajar de peso, está provocando el efecto deseado.
  • No hace falta pesarse todos los días, ni obsesionarse con ello, pero sí es conveniente hacerlo, al menos, una vez por semana e ir anotando los cambios que se van produciendo.
  • Debemos ser conscientes de que no pesamos lo mismo durante todas las horas del día, puede haber diferencia de kilos, dependiendo de si antes de pesarnos hemos comido o bebido, o si estamos vestidos o sin ropa.
  • La mejor hora para hacerlo es por la mañana recién levantados y en ayunas.
  • También es conveniente medir el índice de grasa corporal para saber si tenemos un peso sano. Hay muchas básculas en el mercado que miden el peso y el índice de grasa corporal.

El metro

  • Para medir nuestra musculatura. Lo mejor es hacerlo con un metro de cinta, de los que usan los sastres.
  • Los músculos no miden siempre los mismo. Si acabamos de entrenar estarán congestionados y darán mayor diámetro, por eso hay que hacer dos mediciones: una en reposo y otra con el músculo congestionado, y apuntar las dos medidas para tener referencias.

Apunta los cambios

  • Anota los pesos y medidas que hayas obtenido en una libreta.
  • Apunta además la fecha en las que las realizaste.
  • Haz esta operación una vez por semana.
  • Si somos constantes pronto tendremos una base de datos fiable con la que podremos seguir nuestros progresos.

Deja un comentario