Tiburones: de depredador a presa

Los tiburones, vistos en general como animales despiadados y sin escrúpulos, simplemente por su boca poco amigable, son uno de los depredadores de las redes tróficas marinas.

[pullquote]Cada año se pescan unos 100 millones de tiburones solo por sus aletas[/pullquote]Esto significa que devoran pero no son devorados. De todas formas, como vamos a ver, hay una especie que está —o cree estar—, por encima de ellos en dicha cadena: el ser humano.

Los expertos estiman que cada año se pescan unos 100 millones de tiburones en todo el mundo por sus aletas, altamente valoradas en los mercados de Hong Kong y China por su uso en la famosa sopa de aleta de tiburón y para curas tradicionales.

En los últimos años, debido al valor económico que dichas aletas tienen, ha ido creciendo una práctica insostenible y macabra llamada aleteo de tiburones (en inglés, finning shark).

En concreto, consiste en cortar y guardar las aleteas del animal y echar el resto del cuerpo por la borda. El animal, aún en vida, se hunde lentamente hasta el fondo del mar, dónde servirá de comida para otros organismos.

Deja un comentario