Ha pasado casi un siglo desde que los investigadores de la Universidad de California descubrieron la vitamina E y desde entonces, muchos estudios han analizado los posibles beneficios de este antioxidante para la salud. Impulsado por la esperanza y la publicidad, la venta de suplementos de vitamina E se disparó en el mercado de la salud para ese entonces. Estudiemos las razones de su brutal crecimiento y consumo en el mundo.

Investigación y evidencias del consumo de la vitamina E

Con el pasar de los años, la industria de suplementos predijo que el consumo adecuado de vitamina E es capaz de prevenir el cáncer, enfermedades del corazón e incluso el Alzheimer. Además es capaz de ayudar a mantener una piel radiante y una buena visión.

Sin embargo, estudios clínicos recientes han encontrado el consumo de este suplemento nada beneficioso para el organismo. De hecho, estos estudios sugieren que altas dosis de vitamina E pueden ser perjudiciales para el cuerpo.

suplementos vitamina e

¿Cómo influye la vitamina E en salud?

1. Enfermedades cardiacas y ACV

En el 2008 se realizó un estudio a más de 14.000 médicos a quienes hicieron ingerir altas dosis de Vitamina C o V durante 8 años. Los resultados no fueron positivos. Ninguno de los dos suplementos reduce los ataques cardiacos o ACV. Éste estudio fue apoyado dos años después cuando científicos de la salud encontraron que la vitamina E puede aumentar en un 22% el riesgo de accidentes cerebrovasculares o hemorragias.

 2. Longevidad

De acuerdo a una revisión de estudios que incluyeron a casi medio millón de personas, los suplementos antioxidantes (como la vitamina E y C) no prolongan la vida o la protegen de enfermedades.

3. Cáncer de Pulmón

De acuerdo con un estudio realizado en el 2007 financiado por el Instituto nacional de Cáncer (NCI) los suplementos de vitaminas, incluyendo la vitamina E, no han demostrado ser un agente protector para el cáncer de pulmón. Los fumadores que tuvieron una ingesta de vitamina E significativa de hecho tuvieron un riesgo ligeramente mayor a padecer este tipo de cáncer.

4. Cáncer de próstata:

Un estudio elaborado en el 2011 financiado por el Instituto Nacional del Cáncer examinó si la vitamina E podía ayudar a prevenir el cáncer de próstata. Este estudio realizado a 35.533 hombres durante un período de tres años llegó a un resultado sorprendente. Los hombres sanos que toman vitamina E en realidad tienen una mayor incidencia de cáncer de próstata que otros hombres.

alimentos vitamina e

¿La vitamina E puede tratar algunas enfermedades?

Hay muy pocos estudios que afirmen que el consumo de vitamina E es beneficioso para la salud. La mayoría de estudios recientes muestra un rechazo al consumo del mismo. Sin embargo, existen evidencias de que su consumo puede reducir el daño hepático causado por la enfermedad de hígado graso no alcohólico.

Dos grandes ensayos clínicos patrocinados por el Instituto Nacional del Ojo encontraron que las formulas de la Vitamina C y E, la luteína, zeaxantina y betacaroteno reducen el riesgo en un 25% de la perdida de visión.

Conclusiones

¿Nuestro consejo? Para la mayoría de las personas, una buena alimentación y ejercicio siempre será la mejor apuesta. Ningún estudio encuentra dañino consumir bajas cantidades de vitamina E. Sin embargo, si estás interesado en tomarla puedes encontrarlas de manera natural en alimentos como nueces, semillas de girasol, aceites vegetales y legumbres.

Por lo tanto, si inviertes en una en una dieta equilibrada, ¡Olvídate de visitar al doctor!

Fuente: Entrenamiento.com