Sea por moda, nuevo físico o un simple cambio de estilo, en algún momento querrás cambiar tu armario por uno que vaya más con tu personalidad o con el cómo quieres lucir, el problema es que el renovarlo se mantenga dentro de nuestro presupuesto.

Cambiar tu vestuario por completo e incluso, parcialmente, puede ser todo un desafío para nuestro bolsillo. Independientemente de lo que decidamos comprar, siempre representará un gasto un poco excesivo para nuestro gusto, a menos que seamos ricos.

Por ello, si queremos dar este paso y lanzarnos por esa nueva ropa que nos espera, podemos emplear varios tips para ahorrar algo de dinero en el proceso para que ese golpe a nuestro presupuesto no sea tan duro como esperamos.

  1. Compra al final de cada temporada

Es normal que al entrar otra temporada y la nueva colección de ropa está por todos lados, te sientas motivado a comprar y remodelar tu guardarropa, pero repite conmigo, “debo comprar al final de temporada”.

La ropa nueva en general, siempre será más costosa debido a su demanda y al hecho de que vaya con la temporada en la que nos encontremos. Por eso, siempre espera hasta el final donde por lo general, siempre dan descuento en las prendas que quedaron ya que las tiendas necesitan renovar su inventario para la nueva colección.

  1. Aprovecha las ofertas

Algo que incluso las personas más pudientes hacen, es aprovechar las ofertas que encuentran.

Además de los descuentos que se presentan al final de cada temporada, muchas tiendas o negocios hacen ofertas debido a una ocasión o evento especial, tu trabajo, es buscarlas y aprovecharlas.

Cuando pases por tiendas que ofrezcan mercancía en descuento, dales una oportunidad, nadie te va a cobrar por entrar y ver, ni siquiera probarte. Es posible que en muchas ofertas que dejas pasar, puedas encontrar ropa incluso de temporada y que vaya con tu estilo.

  1. Suscríbete a revistas o boletines de tiendas online

Una forma muy popular de ahorrar dinero, son las compras por internet. Sin embargo, si eres de esos hombres no muy fanáticos de no probarse la ropa antes de comprarla y quieres estar seguro de tu compra, esto igual funcionará para ti.

Muchas tiendas se promocionan por medio de las redes y páginas web, donde suelen ofrecer los descuentos u ofertas para así no hacerlo público al todo que pasa por su tienda y se asoma en la vidriera. Puedes revisar los artículos o prendas que tengan en descuento por medio de su página y luego dirigirte a la tienda, probártela y ver si realmente va contigo.

  1. Busca en más de una tienda

Sé que puede ser un poco tedioso y posiblemente requiera caminar durante más tiempo, pero un error común es comprar en la primera tienda que vemos. Muchos negocios ofrecen la misma mercancía y muchas veces, a mejor precio que en la primera o segunda tienda que visitaste.

No te conformes con el primer precio, busca al menos en las demás tiendas cercanas a donde viste lo que querías comprar y es muy probable que consigas la misma prenda, a un mejor precio o en su defecto, si es más costosa, vuelve a la tienda del inicio.

  1. Complementa y economiza tu vestuario

Si tienes un traje que has usado varias veces pero está como nuevo, intenta complementarlo con otras prendas o arreglar los detalles que pueda tener.

Por ejemplo, la facilidad de tener un traje es que siempre puedes jugar con la corbata o camisa y nadie se dará cuenta de que es el mismo. Incluso si usaras la misma camisa pero corbata distinta, seguiría pasando desapercibido.

Igual en situaciones donde esté un poco descocido o necesite visitar una tintorería, no seas impulsivo, no necesitas cambiar todo el atuendo para lograr un cambio en tu guardarropa o estilo.

Aunque esta frase esté dirigida mayormente a las mujeres, juega con lo que tienes. Hay varias prendas o zapatos que te darían un estilo totalmente diferente si sólo le dedicas un poco más de tiempo a combinarlos con otro pantalón, como ejemplo.

Para renovar tu guardarropa y ahorrar dinero en ello, intenta comenzar por ahorrar en lo que ya tienes como mencionamos anteriormente, de esta forma podrás también priorizar en lo que realmente necesitas renovar y en lo que no o al menos puede esperar un poco más de tiempo.

Por Edith Gómez
Editora – gananci.com

También en HM
A qué hora debes enviar el curriculum para tener más posibilidades