Las partes del cuerpo femeninos que debes tocar para que ella disfrute

Hacer disfrutar (sexualmente) a una mujer a veces se convierte en un laberinto para muchos, por eso hay que crecer y evolucionar. Claro que habrá algunos movimientos clave que siempre funcionan, pero seguramente si los llevas haciendo durante mucho tiempo, tiendan a convertirse en monótonos y pierdas esas ventajas rápidamente, algo muy malo para tu vida sexual.

La buena noticia es que ellas tienen muchos ‘hotspots‘ y que probablemente no habrás estimulado demasiado. Así que presta atención: saca todo su potencial a todas sus zonas erógenas. Pero, ¿qué son? El cerebro juega un papel fundamental en el erotismo pero, con imaginación o sin ella, las zonas erógenas son capaces de ejercer por sí solas como estimulantes sexuales. Una investigación publicada en la revista ‘Cortex’ demuestra que existe “un notable nivel de correlación” entre hombres y mujeres.

En el top ten de la clasificación de las zonas erógenas femeninas, estableciendo el grado de sensualidad con una puntuación del cero al diez, se encuentran el clítoris (9,1), la vagina (8,4), los labios (7,9), el cuello (7,5), los pechos (7,3), los pezones (7,3), la parte interna de los muslos (6,7), la nuca (6,2), las orejas (5) y, finalmente, el culo (4,7).

Clítoris

Es el verdadero órgano sexual femenino, y aprender a estimularlo es la clave real de una relación satisfactoria. La triste realidad es que casi la mitad de las mujeres heterosexuales no suele alcanzar el orgasmo durante el coito. Y una gran mayoría (el 68%, según recientes investigaciones) finge con frecuencia haber alcanzando el clímax, para no dañar a su pareja.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.