Relojes: ¿Nos vamos de viaje?

Con las aerolíneas de bajo coste,  ¿quién no se ha sentido alguna vez como un auténtico Willy Fog? Ahora viajar, sea por trabajo o por placer, se ha convertido para muchos en algo más de nuestra vida diaria…

Lejos queda esa imagen extraña del trotamundo, que partía de su casa y hacía del viaje su forma de vida.  Pilotos, ejecutivos, comerciales, diplomáticos… Personas que, como George Clooney en la película Up in the air,  convierten el aeropuerto en su sala de estar y el avión en su dormitorio. Para todas esas personas que tienen la vida en dos sitios, se creó la funcionalidad UTC de los relojes.

[pullquote]La Pan Am encargó a Rolex una pieza donde sus pilotos pudieran tener tanto la hora del aeropuerto de partida como la del destino[/pullquote]La funcionalidad UTC (Tiempo Universal Coordinado)  o Zulú, si eres un militar yanki, sirve para poder tener referencia de dos husos horarios al mismo tiempo y no tener que estar restando y sumando a cada momento para saber qué hora es en otro punto del globo.

Esta función toma como referencia el GMT (Greenwich Mean Time), el meridiano más famoso del mundo, que representa el punto cero o inicial y pasa por la nublosa ciudad de Londres y el desierto de los Monegros entre otros pintorescos lugares.

A mitad de los años cincuenta, el transporte aéreo comenzaba a alcanzar un volumen importante, los aviones eran cada vez más rápidos y llegaban más lejos. Surgían las primeras grandes empresas aéreas. Una de estas, la desaparecida Pan Am, pidió a la casa de relojería suiza Rolex que creara una pieza donde sus pilotos pudieran tener tanto la hora del aeropuerto de partida como la del destino. Así nació el Rolex GMT.

Esta complejidad en relojería se puede representar de diferentes formas pero la más común es la de disponer una segunda aguja para indicar las horas. Esta segunda aguja funciona a medio gas que la aguja normal, tardando 24 horas en recorrer toda la esfera, a diferencia de la aguja normal que lo hace dos veces al día (cada doce horas). La aguja de “GMT”, como se suele conocer, debe tener un color distinto al resto de agujas para no confundir con la lectura de la hora local.

En la actualidad todas las marcas de relojes ofrecen modelos con esta función, los tenemos en todos los precios y complementarias a relojes de otros tipos como buceo, de vestir o cronómetros.

Destacaríamos modelos como el ya mencionado Rolex GMT, el IWC TZC o el Grand Seiko GMT. Insistimos que no es una complejidad prohibitiva en precios. Su utilidad y funcionalidad podemos encontrarla en relojes mecánicos-automáticos y cuarzos con grandes acabados.

Ya sabes, ¡el hombre moderno de hoy en día no vive en una sola franja horaria!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.