Polos opuestos se atraen

Hoy en día es muy común estar un par de semanas saliendo con un chico súper guapo y encantador (de esos que vienen por catálogo) y después de tanto esperar, llega ese momento maravilloso que les permite decidir muchos asuntos sobre el futuro cercano de una posible relación (sí, me refiero a echar un polvo), y justo cuando estás en el punto más caliente, y las manos ya no diferencian entre la ropa y la piel, tu futuro marido te dice cielo, soy VIH positivo y aunque nos protejamos y no haya ningún riesgo porque soy INDETECTABLE, tienes que elegir si quieres o no que tengamos sexo.

Cada vez son más los casos como este que se registran en hospitales, ONGs, centro de atención a personas o parejas con VIH, entre otros. Y cada vez más, se observan en los pasillos de estos centros y en las redes sociales parejas que acaban con meses y hasta años de relación por una sencilla razón: por el miedo que causa la desinformación. Entonces, incluso en las parejas gay ¿Los polos opuestos se atraen? La respuesta es sí, y actualmente es muy común conseguir a chicos que quieren intentar este tipo de relaciones, pero no saben exactamente por dónde empezar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.