La cavitación antigrasa

¿Sigues sin poder deshacerte de algún que otro michelín? Si es así no te preocupes, en hm te damos la solución estética para que lo consigas. Hablamos de la cavitación ultrasónica, un método innovador y eficaz para la reducción de los depósitos de grasa acumulada.

La cavitación es la alternativa no invasiva a la liposucción quirúrgica. Es el remedio perfecto para remodelar la figura masculina y eliminar las bolsas de grasa que las dietas y el ejercicio no consiguen destruir. En los hombres, las zonas más demandadas son el abdomen, el estómago, la cintura y las caderas, pero también se puede hacer en las extremidades superiores e inferiores: muslos, brazos, pantorrillas y rodillas interiores.

El tratamiento emplea ondas ultrasónicas de baja frecuencia, de 30 a 70 kHz, que generan burbujas en el componente líquido del tejido adiposo. Las oscilaciones inducidas en los tejidos por la acción de los ultrasonidos generan fases cíclicas de compresión y descompresión. Éstas hacen que las microburbujas implosionen, provocando la ruptura de la membrana externa de los adipocitos y la consiguiente desintegración de la grasa.

Deja un comentario