Hiperpigmentación cutánea ¿cómo tratarla?

Pecas, lunares o manchas pueden ser de nacimiento o aparecer en cualquier momento de la vida, tanto en el rostro como en distintos puntos del cuerpo.

[pullquote]Cuando la distribución de esa melanina no es uniforme y se producen concentraciones en un punto concreto, hablamos de hiperpigmentación[/pullquote]La principal causa no genética de que la piel presente una anomalía cromática de este tipo es la sobreexposición solar sin la debida protección, aunque hay manchas que pueden tener otros orígenes: lesiones previas (una quemadura o cicatriz), la ingesta de algunos medicamentos, el propio paso del tiempo, o la presencia de otros pigmentos artificiales (tatuajes).

Por supuesto, siempre que se habla de hiperpigmentación, antes de realizar cualquier tratamiento estético, la consulta con el médico especialista es imprescindible, ya que hay que confirmar que esa lesión cutánea es benigna y no un síntoma de alguna enfermedad.

Es el exceso de melanina concentrada en un área determinada de la dermis la que produce la hiperpigmentación. La melanina es el pigmento natural que generan nuestras células (melanocitos) al reaccionar frente a la acción de los rayos solares. Cuando la distribución de esa melanina no es uniforme y se producen concentraciones en un punto concreto, hablamos de hiperpigmentación.

Deja un comentario