Guía de la depilación masculina: ventajas, trucos y consejos

Quieres eliminar el vello corporal y se te abre el eterno dilema ¿En casa o en un centro de estética? ¿Qué método de depilación es el mejor? ¿Cuál duele menos? ¿Cuál me durará más? ¿Cuál es más rápido? ¿E indoloro? ¿Debería combinar más de un tipo en función de la zona que quiera depilarme? ¿Y de la estación del año? Estamos seguros de que varias de estas preguntas te suenen, por lo que hemos hecho un listado con los tipos de depilación más habituales para hombre.

Tipos de depilación masculina

#1 Depilación con cuchilla

El método de depilación masculina más sencillo, rápido y accesible, pero no por ello el más bueno. Vas al supermercado, compras una cuchilla incluso por menos de 5€ y en casa en dos minutos tienes cualquier zona del cuerpo (excepto las cejas) completamente libre de vello, suave y nada irritada. ¿Problema? Sólo corta el pelo, lo rasura, de tal modo que es una solución pasajera, para unas prisa, etc. Además al no arrancar de raíz el pelo crece más rápido y más fuerte y grueso.

#2 Depilación con crema

Muy similar al anterior, con la diferencia de que al aplicar la crema tienes que dejarla actuar un rato antes de retirarla con la espátula, logrando que se debilite un poco el vello y que luego salga un poco menos fuerte. No obstante, estas cremas pueden dar reacciones alérgicas y no es recomendable utilizarlas en determinadas zonas como para eliminar el vello púbico.

#3 Depilación con maquinilla

Quizás uno de los clásicos de los clásicos, que no deja de renovarse con nuevos productos y modelos que salen al mercado ¿Quién no ha usado una “depilady” de su madre? Lo bueno de usar la maquinilla es que tarda relativamente poco tiempo, la irritación desaparece al poco y arranca el vello de raíz, por lo que luego tarda más en salir y lo hace más fino y débil. Eso sí, hay que mantener la(s) zona(s) perfectamente exfoliadas e hidratadas para evitar que salgan pelos enquistados, que además de dolorosos y poco higiénicos son bastante anti-estéticos.

#4 Depilación con cera

Te la puedes hacer en casa, comprando tiras de cera o cera para calentar, o en un centro de estética. En el primer caso tienes que ser un verdadero experto a la hora de tirar de la cera o no sólo no te saldrá el vello bien sino que te puedes crear hematomas. Por lo demás, es un método bastante positivo. Apta para todo el cuerpo, de un tirón arranca el vello de raíz y deja la piel suave y lisa durante semanas.

#5 Depilación con hilo

Dicen que las cejas son el marco de la foto que es nuestra cara. Por eso siempre hay que llevarlas perfectas, con forma, definidas y arregladas. Y el mejor método, más sencillo y duradero para lograrlo es la depilación con hilo. Se realiza en salones de estética especializados y permite de forma indolora fijar la forma de tus cejas y mantenerla así durante mucho tiempo, ya que arranca el vello de raíz.

#6 Fotodepilación (Luz pulsada)

Prácticamente igual que la depilación láser, lo que las diferencia es el tipo de luz que usan, la concreción (este trabaja una zona más amplia) y el hecho de que la fotodepilación, al contrario que la láser, ya no se reserva únicamente para los centros de estética, sino que, si sabes controlarla y tomas todas las medidas de seguridad y precauciones necesarias, puedes comprar una máquina de luz pulsada por 200€ aprox. para depilarte en casa.

#7 Depilación láser

Al igual que la fotodepilación, elimina el vello de raíz a través de haces de luces. Ambos constituyen los métodos menos dolorosos y de resultados más duraderos, pero lo recomendable es que los pruebes en manos de un especialista, amén de que se necesitan varias sesiones para ver resultados definitivos y que no todas las pieles lo toleran (las atópicas, por ejemplo).

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.