El Síndrome de la Oficina Enferma


Dolor de cabeza, conjuntivitis, problemas dermatológicos o falta de concentración. Estos son algunos de los síntomas del Síndrome de la Oficina Enferma, “un trastorno que afecta a miles de españoles y que es fruto del gran número de horas que pasamos ante ordenadores o entornos de oficina», según apunta el Instituto de Biomecánica de Valencia.

 

Se calcula que un 50% de las personas que trabajan en una oficina presentan este síndrome, que se atribuye principalmente a factores cotidianos como una deficiente ventilación, la presencia excesiva de ruido o una mala iluminación.

 

Carlos Martínez, profesor y director de IMF Business School, recalca la importancia de «disponer de un entorno ergonómico en el trabajo, revisar los equipos de aire acondicionado, sentarse en una postura adecuada, evitar el contacto prolongado con pantallas de ordenador o la falta de luz solar».

 

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo asegura que aproximadamente un 25% del absentismo laboral se debe a problemas musculares derivados del Síndrome de la Oficina Enferma.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.