Distingue el hambre del apetito

Como afirma la escritora Kimberly Willis,   nuestro inconsciente «siempre está intentando hacerte feliz, pero a veces se equivoca”.

[pullquote] El hambre proviene de un déficit de nutrientes, pero el apetito procede de un déficit emocional[/pullquote]Te detienes y lo sientes, te apetece comer. O eso es lo que te pide el cuerpo. Comer cuando se tiene hambre es natural. El hambre proviene de un déficit de nutrientes pero el apetito lo hace de un déficit emocional. Y hay que saber diferenciarlo.

 

El hambre. Pupilas que se dilatan, te deleitan y te delatan

Cuando tu cuerpo necesita nutrientes, la parte lateral de tu hipotálamo envía información a través del nervio vago que nos insta a comer cuanto antes. Te rugen las tripas, salivas, se te dilatan las pupilas y entras en un estado de mayor claridad de pensamiento para acelerar tu objetivo: conseguir comida. Cuando tienes hambre no haces ascos a nada, comes lo que te pongan.

Deja un comentario