Crucero por el Nilo

La historia que archiva el milenario e icónico Nilo, es tanto o más rica que la del mismísimo Egipto. [pullquote]Un crucero por el Nilo es quizá la mejor forma de presenciar la esencia de un país donde presente y el pasado conviven en un mismo espacio[/pullquote]Este caudaloso y mágico curso de agua ha sido la razón de ser del país de los faraones y de buena parte de África.

En la actualidad hay tantas formas de disfrutar del Nilo que la última elección será la nuestra y sea cual sea la que nos acerque a su aguas, nos contagiará de su histórica magia. Sin duda, una de las más apasionantes será la que nos convierta en pasajeros de un crucero entre Luxor y Aswan.

Si decidimos partir desde esta última ciudad, veremos como las aguas que han dado vida y fertilidad a Egipto fluye hacia el norte. Estaremos en la costa occidental del Nilo, allí donde los burros, los búfalos y las garzas gozan de su caudal tanto como los niños del lugar.

Optar por abordar un crucero por el Nilo es quizá la forma más efectiva de presenciar la esencia de un país en el que el presente y el pasado conviven en un mismo espacio como en pocos lugares de la tierra. El abordaje será en la bulliciosa Aswan, en la Cúpula de los vientos. Navegaremos en una bastante bien conservada dahabiya (casa flotante), compuesta de ocho cabinas y tan sólo un miembro de la tripulación. Cuando nos encontremos bajo el toldo de su terraza disfrutando de un refresco y contemplando unas vistas que sólo el Nilo puede proponer, nos olvidaremos de aquellos cruceros de lujo de varios pisos.

Deja un comentario