in ,

Entrenamiento oclusivo: ¿es efectivo para ganar músculo rápidamente?

El entrenamiento oclusivo ha ganado popularidad entre quienes desean desarrollar músculos rápidamente.

Lo que oímos casi todo el tiempo es que es demasiado rápido, es demasiado efectivo y absolutamente revolucionario para obtener volumen. Y aunque estas afirmaciones pueden ser ciertas -hasta cierto punto-, sabemos que todo lo que se ve así de bueno siempre tiene un reverso que debemos conocer.

Cualquiera que haya entrenado para ganar músculo sabe que no hay atajo que permita a la vez hacer esto de una manera adecuada y sana sin seguir ciertas pautas. Y eso sin dejar de lado el esfuerzo, con levantamientos graduales y progresivos, cuidando la recuperación y un sinfín de otros detalles.

Si eres de los que desean probar el entrenamiento oclusivo como una alternativa, tener un conocimiento de sus pros y contras, así como la forma adecuada de realizarlo, es más que necesario.

¿Qué es el entrenamiento oclusivo?

También conocido como entrenamiento Kaatsu o entrenamiento de restricción sanguínea, es un método de entrenamiento que consiste en restringir el paso sanguíneo hacia un grupo muscular mientras se entrena.

Algo que tiene que quedar claro desde el principio, es que no se trata aquí de cortar el paso sanguíneo al músculo por completo, sino de generar presión alrededor de este, a través de una venda, manguito de presión y objetos similares, para así disminuir la velocidad con que la sangre va y regreso desde él hasta el corazón a través de las arterias.

El objetivo de este entrenamiento es, pues, que la sangre permanezca más tiempo dentro del músculo de lo que normalmente lo haría, lo que a la larga tiene efectos sobre el entrenamiento muscular.

Entrenamiento de restricción de flujo sanguíneo

¿Cómo funciona exactamente el entrenamiento oclusivo?
La sangre es el gran vehículo líquido que transporta todo por nuestro cuerpo: oxígeno, glucosa, nutrientes, hormonas y todos los demás compuestos que nos permiten realizar actividades físicas e intelectuales y, en resumen, vivir. Es por eso que los músculos requieren un flujo constante de ella para trabajar.

El corazón bombea la sangre a través de las arterias hasta las venas, que recorren todo el cuerpo y cumplen el ciclo de regreso al corazón, para que los músculos trabajen. Todo esto es anatomía básica, pero es importante tenerlo en cuenta.

Ahora bien, cuando ejecutas un entrenamiento físico pesado, como el levantamiento de pesas, los músculos bombean la sangre de regreso al corazón por las arterias con un velocidad mayor, lo que genera, en parte, esa hinchazón muscular (por ponerlo en términos gráficos) que es característica en los entrenamientos con levantamientos.

Cuando descansas entre los sets de esfuerzo, la hinchazón disminuye porque los músculos pierden la tensión sanguínea. Lo que busca el entrenamiento oclusivo es prolongar esa hinchazón por más tiempo, para aumentar el estrés metabólico y la posterior construcción del músculo, sin necesidad de recurrir a una tensión mecánica excesiva.

Cómo funciona el entrenamiento oclusivo

¿Puede el entrenamiento oclusivo generar crecimiento muscular?
La tensión muscular con breves tiempos de descanso genera una irrigación de compuestos a una velocidad más rápida de la que el cuerpo está acostumbrado, lo cual, como ya dijimos, genera estrés metabólico, que es una de las tres principales causas de la hipertrofia muscular.

Cuando se restringe aún más el flujo sanguíneo, estos compuestos permanecen más tiempo en el músculo, lo que hace aún más intenso el proceso de estrés metabólico. Así que sí: en términos simples, el método del entrenamiento oclusivo sí es efectivo.

Asimismo, los estudios han demostrado estas otras formas en que el entrenamiento oclusivo influye en el desarrollo muscular:

– Elevando el tiempo que las células permanecen hinchadas, lo que se conoce como tumefacción celular.
Aumentando los niveles de una proteína conocida como diana de rapamicina en células de mamífero o mTor (por sus siglas en inglés).
– Aumentando las señales autocrinas en las células.
– Desarrollas músculos con entrenamiento oclusivo
– Beneficios del entrenamiento oclusivo

Detallado el proceso y comprobado que es efectivo para desarrollar músculo, es útil y justo hacer un pequeño recuento de los beneficios que este entrenamiento plantea:

– “Engañando” a los músculos con este método, es posible que quienes no desean hacerse expertos en levantamiento de peso puedan, sin embargo, obtener una ganancia muscular considerable.
– Al usar un peso menor, se protege a los tendones, articulaciones y ligamentos.
– Se reduce el riesgo de lesión por levantamiento.
– Mantiene, hasta cierto punto, la ganancia de fuerza que se obtiene con levantamientos progresivos tradicionales.
– Si has pasado por una lesión recientemente y no deseas sobrecargarte, pero tampoco quieres perder volumen, esta puede ser una buena opción para entrenar con poco peso.

Como se puede ver, existen muchas razones para optar por un entrenamiento de este tipo. La gran pregunta es: ¿es realmente seguro?

Utilidad del entrenamiento oclusivo

Riesgos del entrenamiento oclusivo
La ciencia ha demostrado que no hay riesgos en el entrenamiento oclusivo. Al menos no cuando se realizar correctamente, sin abusar de él.

Recuerda nuevamente que se trata de reducir la velocidad con que la sangre sale del músculo, más no impedir que la sangre entre en él con un torniquete pesado, de material rígido u otro objeto similar, lo que sí sería peligroso. Un primer síntoma para saber si estás abusando con la presión que haces, es medir la movilidad de tu músculo con poco peso: si se te hace difícil ejecutar el levantamiento o sentir tus articulaciones, claramente estás abusando de la presión.

El principal riesgo, entonces, es no saber realizar la oclusión de un modo adecuado. Unos pocos consejos al respecto son más que necesarios.

¿El entrenamiento oclusivo es peligroso?

¿Cómo realizar el entrenamiento oclusivo correctamente?
Si has decidido adoptar un método de entrenamiento oclusivo, hay algunos principios que debes conocer para realizarlo correctamente:

Este entrenamiento solo funciona para las extremidades, es decir: brazos y piernas. No hay un método seguro o efectivo de realizarlo en otro grupo muscular mayor del cuerpo.

Los torniquetes médicos ligeros suelen ser mejores para los brazos, mientras que las vendas y fajas son mejores para las piernas:
– Si quieres aplicar la presión en el brazo, la venda debería estar a la altura de la axila.
– Si quieres aplicar la presión en la pierna, la presión debería hacerse sobre la entrepierna.

En ningún caso la presión debe ser tan alta como para impedir la sensibilidad del miembro o dificultar en exceso el movimiento; esto significaría que la sangre ni siquiera está llegando a la arteria, lo que es altamente peligroso.
Cómo realizar el entrenamiento oclusivo

Fuente: Entrenamiento.com