Mente fuerte, cuerpo fuerte

Puedes conformarte con una vida cómoda, refugiarte en la zona de confort y vivir alejado de tus miedos en un ambiente conocido y controlado. O en cambio puedes apostar por días emocionantes, llenos de colores y aventuras, atreviéndote a mirar a tus miedos a la cara y proclamar “no quiero una vida mediocre, arriesgo por pintar el lienzo de mi destino, surfear mi vida en vez de chapotear o vivir sumergido en el escondite del silencio”.

Vida sólo hay una pero existen muchos caminos que podemos escoger para disfrutarla. Y serán nuestras creencias, nuestro carácter, nuestros valores, nuestros ideales y nuestros miedos lo que nos hará crear un camino u otro y escoger a qué tipo de personas querremos de la mano.

 

Cambiando tu naturaleza

Cuántas veces hemos escuchado, incluso dicho: “Yo soy así y no puedo cambiar”. A pesar de que todos creamos que nuestro carácter es inconsciente  y que no podemos cambiarlo y mucho menos controlarlo, la neurociencia, la psicología y la neurología afirman lo contrario.

Anuncios

Deja un comentario