Piernas más duras

Las piernas son una parte del cuerpo vital. Son las encargadas de mantener la estabilidad, la fuerza y el equilibrio de todo el cuerpo. Es por eso que mantenerlas trabajadas y ejercitadas es muy importante.

Correr, ir en bicicleta, hacer elíptica, caminar, practicar tenis, pádel… Hay cientos de deportes que sirven para fortalecer tus piernas. Para poder tener unas piernas bien duras es muy importante realizar ejercicios aeróbicos.

Pero para tonificar los músculos no solo se necesita de deportes cardiovasculares muy intensos sino que para trabajar bien las piernas también hay que practicar otros ejercicios no anaeróbicos.

Algunos ejemplos de estos ejercicios son:

  • Las sentadillas. Son un ejercicio muy bueno para poder trabajar la parte superior de las piernas.
  • Zancadas para ejercitar los músculos frontales de las piernas, las pantorillas, los cuádriceps y las rodillas.
  • Hacer steps o series de escaleras personalizadas.
  • Realizar elevaciones con las puntas de los pies.

Conseguir unas piernas tonificadas es cuestión de trabajo duro, paciencia y tiempo. A continuación os damos cuatro consejos para que sea más leve afrontar este reto:

  • Se tienen que combinar los ejercicios aeróbicos con los anaeróbicos ya que con los primeros quemamos grasas y tonificamos las piernas y con los segundos fortalecemos y le damos forma a la extremidad
  • Comer bien y beber mucha agua. Un exceso de grasa corporal no te permitirá tener unas piernas bien marcadas y duras.
  • Realizar estiramientos antes de empezar los ejercicios y justo después de finalizar estos para evitar lesiones.
  • Mantener las piernas activas, en constante movimiento.

Así que ya sabes, si quieres lograr tener unas piernas envidiables, ¡A trabajar duro!

Anuncios

Deja un comentario