Líbrate de la grasa

Si un exceso de grasa cubre tus músculos, conseguir su máxima definición es misión imposible por mucho que te esfuerces.

Abdomen, cintura, glúteos, muslos… con los ejercicios específicos que realizas en tu entreno, logras tonificarlos y aumentar su volumen pero para evitar que la grasa se acumule, impidiendo su desarrollo visible, necesitas algo más: una rutina aeróbica combinada con ejercicios de alta intensidad y resistencia.

Te proponemos una sesión «quema grasas» como complemento perfecto a tu rutina habitual. Puedes ponerla en práctica 2-3 veces en semana (según tus necesidades). Lo ideal es hacerla un día y dejar otro de descanso.

Plantéate este entreno como un circuito dividido en dos partes:

1. Actividad o ejercicios aeróbicos

2. Movimientos que implican a distintos músculos de un mismo grupo (piernas, torso, brazos)

Tras el necesario calentamiento, dedica entre 5 y 10 minutos al punto 1. Puedes hacer algún deporte aeróbico: correr, bicicleta, gimnasia aeróbica con step… o realizar los siguientes ejercicios cardio:

  • Salto con cuerda.
  • Salto con squat (doblando las rodillas).
  • Trote con elevación de rodillas.
  • Burpees (desde la misma posición indicada para hacer flexiones, recoge tus piernas (quedarás en cuclillas) y salta lo más alto que puedas mientras estiras los brazos.

Intenta hacer cada uno de los ejercicios de esta primera parte de la rutina por un tiempo aproximado de 15-20 segundos, limitando el descanso entre ellos a unos pocos segundos (si puedes, hazlos seguidos, sin descanso). Según tu estado de forma, repite el circuito una o dos veces más.

Deja un comentario