Escalada y rapel

0
77

Por otra parte, tanto el ascenso como el descenso son actividades aeróbicas que contribuyen al fortalecimiento del sistema cardiovascular y respiratorio.

 

¿Cómo empezar?

Esto no es saltar a la comba, hablamos de deportes extremos y antes de lanzarte a intentar conquistar una pared necesitas conocer la técnica y tener una adecuada preparación física y mental.

La escalada implica fortaleza, músculos preparados para responder a un esfuerzo (con ellos «tiras» de tu propio cuerpo).

Por su parte, el rapel supone poder descender con un ritmo constante, sin movimientos bruscos, y con total seguridad, manteniendo el equilibrio y la distancia correcta entre la cuerda a la que se aferra tu cuerpo y la pared (debes estar casi en paralelo).

Para los amantes de la aventura y de los deportes de riesgo, la escalada y el rapel resultan actividades especialmente atractivas. La sensación de libertad que pueden llegar a proporcionar hacen que más que un deporten sean casi una forma de vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.