El alimento del músculo

No por tomar un exceso de proteína conseguirás mejores resultados, pero, sin duda, ingerir menos de la que tu cuerpo necesita, según su actividad, podría traer consecuencias no deseadas. Si el organismo no dispone de la energía suficiente (por falta de hidratos de carbono y grasas) podría recurrir a la almacenada en tus músculos, en forma de proteína, produciéndose la temible pérdida de masa muscular.

Una dieta variada y equilibrada puede proporcionarte todas las proteínas que necesitas (deben suponer entre un 15% y un 20% del total de nutrientes ingeridos), pero las cantidades adecuadas para que tus músculos estén en perfectas condiciones depende de distintos factores, entre ellos tu propio peso y la intensidad de la actividad diaria que desarrollas (entreno incluido). La ingesta recomendable oscina entre los 0,8 gr./Kg. de peso (vida sedentaria) y los 2gr./kg (actividad deportiva media/intensa).

En este sentido, si tu trabajo en el gimnasio incluye duras sesiones para desarrollar determinados grupos musculares es recomendable que completes tu dieta con el consumo de suplementos proteicos para garantizar que tus músculos cuentan con todas las proteínas necesarias para estar espléndidos sin correr el peligro de caer en el catabolismo muscular.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.