Mantén la línea paseando

Existen multitud de actividades que puedes realizar para mantenerte en forma. Desde un ejercicio intenso hasta un simple paseo. Cualquier actividad que realices, aunque sean de corta duración, será beneficiosa para tu organismo. Siempre será mejor que no hacer nada.

Si no tienes mucho tiempo para hacer un deporte regularmente o para apuntarte a un gimnasio, anímate a ir caminando a los sitios siempre que puedas o a dar pequeños paseos en tus ratos libres.

Caminar es el ejercicio más antiguo del mundo. El hecho de pasear no sólo mejorará tu forma física, sino que también te ayudará a prevenir muchas enfermedades como la osteoporosis, tanto por el hecho de moverte como por el sol que, sin darte cuenta, nutre tu piel aportándote vitamina D, que ayuda a fijar el calcio a tus huesos.

Numerosos estudios dedicados a entrevistar a personas que pasean regularmente han demostrado que también disminuye la depresión y la ansiedad. Después de un paseo, alrededor del 70% de las personas se sienten con más vitalidad, menos cansados y mucho menos tensos de lo habitual.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.