Técnica para tus abdominales

Son ejercicios duros que forman parte de la rutina habitual de entreno y cuyo objetivo fundamental es trabajar los músculos que dan forma al abdomen (superiores, oblicuos e inferiores).

Las series y sesiones de distintos abdominales son fundamentales para poder lucir sin complejos un torso y estómago envidiable, liso y musculado. Requieren esfuerzo y en ocasiones provocan desánimo, cuando no ves los resultados esperados.

En este sentido, lo primero que hay que tener claro es que los abdominales trabajan y tonifican los músculos, pero si quieres eliminar grasa de esta zona, la actividad aeróbica es también fundamental. Por mucho que trabajes tus abdominales, si están cubiertos por una capa de grasa, no se verán bien definidos.

Realizar los abdominales de manera correcta es importante para evitar lesiones en la zona lumbar y en las delicadas cervicales y también para conseguir que el ejercicio sea efectivo al máximo.

La postura de inicio es una de las claves para un óptimo entreno de este grupo muscular. Cuando hagas abdominales en el suelo, deberás comenzar con la espalda y la zona lumbar bien apoyadas, las rodillas flexionadas y las plantas de los pies, también  en el suelo.

Deja un comentario