A la playa sin flotador

Qué gusto da cuando se  acerca el buen tiempo, te pones el bañador, te miras al espejo y te ves en forma. Pero para muchas personas mirarse al espejo supone hacer evidente la grasa abdominal, que en ropa de baño, difícilmente se puede disimular.

Quitarse el «flotador» no es tan fácil como parece. En el mercado existen muchos productos «milagro» que aseguran ser la solución definitiva  para eliminar los kilos de más que se acumulan al rededor de la cintura, sin embargo, ninguno de estos productos funciona por sí solo, si no es con la ayuda de otro tipo de acciones.

La grasa abdominal acumulada en la cintura es una de las últimas reservas  de energía que va a quemar el cuerpo. Por desgracia, el organismo para alimentarse quemará antes el músculo que la grasa abdominal, lo cual dificulta mucho las cosas.

Pero no desesperes. Si pones en práctica estos puntos podrás rebajar la zona abdominal:

  • No conseguirás mucho si vas al gimnasio únicamente durante los dos meses anteriores a la llegada del buen tiempo. Las acciones que tomes deben hacerse de forma constante durante todo el año.
  • Si no haces ejercicio habitualmente, ya es hora de cambiar este mal hábito. Haz una actividad física, durante al menos una hora, tres veces por semana.
  • Cuando entrenes, dedica unos minutos a trabajar los abdominales. Muchas personas dejan de lado esta zona en su rutina de entrenamiento, olvidando que un abdomen fuerte ayuda a levantar más peso y estiliza la figura.
  • Vigila la alimentación. Evita los alimentos altos en grasas saturadas, el alcohol y las bebidas con azúcares añadidos.

Sigue estos consejos, y seguro que la próxima vez que te pruebes el bañador y te mires  al espejo te verás mejor.

Deja un comentario